Térmico

La Energía Solar Térmica o energía termo solar consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor mediante el calentamiento del agua u otros fluidos (transformación de la radiación solar en calor). El agua caliente resultante puede ser destinada al consumo de agua doméstico, ya sea agua caliente sanitaria (ACS), calefacción, o para producción de energía mecánica y, a partir de ella, de energía eléctrica.

Un sistema de energía solar térmica consta de colectores o paneles solar que captan los rayos del sol absorbiendo de esta manera energía en forma de calor. A través del panel solar circula un fluido (normalmente agua) que absorbe el calor del panel, el fluido eleva su temperatura y viene almacenado directamente y llevado al punto de consumo.

En función de la aplicación, se utilizan distintos tipos de colectores o paneles solares térmicos, variando también la complejidad de la instalación. De esta manera, se emplean paneles solares planos para aplicaciones típicas de calentamiento de agua sanitaria, colectores de tubo de vacío en zonas especialmente frías o para aplicaciones de calefacción y climatización, colectores de polipropileno sin cubierta para aumentar la temporada de baño en piscinas a la intemperie, etc.

  • Captadores Planos:
  • Captadores de Tubo de Vacío:
  • Captadores de Tubo de Vacío con Tubos de Calor

Captadores Planos

Captadores Planos

Se usan en la producción de agua caliente sanitaria (ACS).
El vidrio irradiado por el Sol calienta unos tubos metálicos, de color oscuros para atraer más calor, que transmiten el calor al líquido. El vidrio que cubre el captador no solo protege la instalación sino que también permite conservar el calor produciendo un efecto invernadero que mejora el rendimiento del captador.
Están formados por una carcasa de aluminio cerrada y resistente, un marco de aluminio, una junta perimetral de silicona, aislante térmico respetuoso con el medio ambiente, cubierta de vidrio de alta transparencia, y por tubos soldados ultrasónicos.

Captadores de Tubo de Vacío

Captadores de Tubo de Vacío

En este sistema los tubos metálicos del sistema procedente se sustituyen por tubos de vidrio, encapsulados, de uno en uno, en otro tubo de vidrio entre los que se hace el vacío como aislamiento. Las grandes ventajas de esta tipología de captadores son el alto rendimiento y que en caso que uno de los tubos se rompa, no hay que cambiar todo el panel por uno nuevo, sino que solo hay que cambiar el tubo afectado. Por el contrario pero resultan más caros de los planos.

Captadores de Tubo de Vacío con Tubos de Calor

Captadores de Tubo de Vacío con Tubos de Calor

Este sistema aprovecha el cambio de fase de vapor a líquido dentro de cada tubo entregando energía a un segundo circuito de líquido transportador. Los elementos son tubos cerrados, normalmente de cobre, que contienen el líquido que al ser calentado por el sol, hierve y se convierte en vapor que sube a la parte superior en una zona de condensación en contacto con liquido transportador. Siendo el líquido más frio que el vapor del tubo, en capta el calor y provoca que el vapor se condense y caiga en la parte baja del tubo para volver a empezar el ciclo

Termico

Además de los captadores solares, una instalación Solar Térmica está formada por:

  • Circuito Primario: Es un circuito cerrado que transporta el calor desde el captador hasta el acumulador en el cual se almacena el calor.
  • Intercambiador de Calor: Se sitúa en el circuito primario, en su extremo. Calienta el agua de consumo a través del calor captado de la radiación solar. Esta agua, calentada en horas de sol, nos quedará disponible para el consumo posterior.
  • Acumulador: Es un depósito donde se acumula el agua calentada útil para el consumo. Tiene una entrada para el agua fría y una salida para la caliente. La fría entra por debajo del acumulador donde se encuentra con el intercambiador, a medida que se calienta se desplaza hacia arriba, que es desde donde saldrá el agua caliente para el consumo.
  • Circuito Secundario: En el circuito secundario o de consumo, (circuito abierto), entra agua fría de suministro y por el otro extremo del agua calentada se consume (ducha, lavabo, ...). El agua fría pasa por el acumulador primeramente, donde calienta el agua caliente hasta llegar a una cierta temperatura.
  • Bombas: Las bombas, en caso de que la instalación sea de circulación forzada, son de tipo recirculación (suele haber dos por circuito), trabajando una la mitad del día, y la pareja, la mitad del tiempo restante. La instalación consta de los relojes que llevan el funcionamiento del sistema, hacen el intercambio de las bombas, para que una trabaje las 12 horas primeras y la otra las 12 horas restantes.
  • Vaso de Expansión: Absorbe variaciones de volumen del fluido calo portador, el cual circula por los conductos del captador, manteniendo la presión adecuada y evitando pérdidas de la masa del fluido. Es un recipiente con una cámara de gas separada de la de líquidos y con una presión inicial en función de la altura de la instalación. Lo que más se utiliza es con vaso de expansión cerrado con membrana, sin transferencia de masa en el exterior del circuito.
  • Tuberías: Las tuberías de la instalación se encuentran recubiertas de un aislante térmico para evitar pérdidas de calor con el entorno.
  • Panel de Control: Se dispone también de un panel principal de control en la instalación, donde se muestran las temperaturas en cada instante (un regulador térmico), de manera que pueda controlarse el funcionamiento del sistema en cualquier momento. Aparecen también los relojes encargados del intercambio de bombas.